sábado, 4 de julio de 2015

Happy Pride!


Vuelvo al mundo blogger después de una ausencia muy larga, espero que no se vuelva a repetir... he tenido unos meses bastante raros y no he podido evitar que se refleje en mis ganas de escribir y de hacer cosas con las muñecas en general.

Desde aquí quiero mostrar mi apoyo al colectivo LGTB en unos días tan especiales para ellos. Como ya he dicho varias veces, me encantaría que en Monster High sacasen algún personaje homosexual para ayudar a los niños a normalizar este hecho... pero está claro que queda mucho camino por recorrer. Algunos padres se echarían las manos a la cabeza y dejarían de comprar las muñecas para sus hijos, y Mattel no quiere arriesgarse a perder ventas. Pero yo sigo pensando que es algo necesario en la filosofía que quiere transmitir Monster High, y como no lo hacen ellos, me invento mis propias parejas xD


Mi colección ha crecido estos meses, pronto os enseñaré a mis nuevos chicos... de momento son 8, contando Monster y Ever.

Perdonad por una ausencia tan larga, ¡espero que me sigáis leyendo!





LA FOTO DEL DÍA

Hoy os enseño una foto de Ephemera de una muñeca que me vuelve loca, Honey en la colección Freak du Chic. Ya sabéis que sólo repito personajes en muy contadas excepciones, y esta será una de ellas.

Freak Show de Ephemera

jueves, 19 de marzo de 2015

Amanita Nightshade


Llevo mucho tiempo sin aparecer por el blog, y lo siento. Ya sabéis que esto va por rachas... unas veces te apetece muchísimo, y otras te apetece menos, y soy partidaria de no forzar las cosas. Os debo una entrada de mis compras de febrero, pero fueron muy poquitas (mi objetivo era no comprar nada ese mes, y no lo cumplí por poco, compré dos cosas) y voy a incluirlas en la entrada de las compras de marzo. Os adelanto que las dos cosas fueron la muñeca de Marisol, que ya os enseñé, y una peluca para uno de mis personajes. 

La entrada de hoy es sobre Amanita. La compré hace un par de semanas en Toys´R´Us, y debo decir que es una muñeca que me tiene desconcertada. Le dieron tantísimo bombo antes de que saliera que me esperaba algo espectacular, y cuando vi las primeras fotos me dejó bastante indiferente. No se puede negar que es bonita, pero con lo maravillosa que es la colección Gloom & Bloom, con la que está relacionada, y toda la expectación que se creo a su alrededor, estaba convencida de que sería increíble. Y al final resultó ser una muñeca bastante parecida a Venus, de un tono de verde muy similar y sin demasiadas características personales. Yo estaba casi segura de que tendría un molde propio, con algún detalle vegetal, pero ni siquiera lo tiene en las manos, como Venus. 

Lo cierto es que esto me ha pasado con las tres muñecas que vienen con la caja firmada (Amanita, Casta y Catty). Las tres son bonitas, pero no me parecen para tanto. Creo que la que más detalles trae de todas es Casta, a pesar de que su molde tampoco es diferente a los demás. 

Pero me pongo a pensar en cuál habría sido mi opinión sobre Amanita si su lanzamiento no hubiese tenido tanto bombo, y sinceramente creo que me habría encantado. Creo que esta es la mejor manera de valorar una muñeca, abstraerse de las expectativas que se tenían para ella y pensar simplemente en si nos gusta o no. Y, realmente, Amanita es muy bonita. Su pelo es espectacular, y su maquillaje me encanta. Los zapatos son simples pero bonitos, y las plantas de los tobillos resultan un poco aparatosas, pero pueden quitarse con facilidad. Lleva dos vestidos, el de abajo es muy simple pero le sienta estupendamente, y el de encima me gusta muchísimo, aunque es cierto que le da aspecto de embarazada (en fotos no se nota mucho esto, es más bien al natural).



Aquí la vemos sin su bolso, su carpeta y su i-Coffin, que están en la primera foto. Me gusta mucho el detalle de que venga con dos vestidos, aunque el de encima es más bien un sobrevestido (no sé si esto tiene algún nombre concreto, no entiendo mucho de términos de moda), porque si se lo intentas poner solo se le ven todas sus vergüenzas (le deja el pecho casi descubierto, y se le transparentan los bajos xD). De este sobrevestido me encanta el color, el escote, la espalda y el estampado floral de la parte de abajo. La tela es muy diferente a lo que nos tienen acostumbrados, también me gusta. Las únicas pegas que le pongo es que parece que Amanita está esperando una camada de plantitas, y que no puede ponerse por sí solo, sin una prenda debajo. 



Este es el vestido que lleva Amanita bajo el sobrevestido morado. Es muy simple y parece un dos piezas, pero es vestido. A pesar de su sencillez, le da un aspecto elegante y sofisticado que me encanta. Creo que no había ninguna Monster con un aspecto tan elegante, tan "pijo", por así decirlo, y me gusta (aunque la ropa pija no me gusta nada... pero me encanta que haya de todo en el mundo muñequil). Para esta foto le quité las plantas de los tobillos para acentuar su simplicidad, con el adorno del pelo no me atreví porque no me siento capaz de volver a ponérselo después tal y como estaba, y además me gusta. Al ser negro, pega bien con este conjunto además. 



Tiene los labios de un morado precioso, que en mi opinión queda genial con su color de piel, y un maquillaje de ojos muy llamativo, parecido al de Avea. Como las hojas de la parte de abajo del ojo son tan exageradas, se compensa con una sombra muy discreta en la parte superior. El color de los ojos es parecido al de los labios, y las cejas son moraditas también, como uno de los colores de su pelo (aunque predomina el azul). 





























Aquí está con Venus, para observar el parecido. Creo que son bastante similares, pero el molde de la cara no es el mismo, y los estilos de ambas son radicalmente diferentes (aunque en estas fotos Venus lleve un vestidito y tacones). La verdad es que al ver estas fotos, me gustan tantísimo las dos juntas que me estoy planteando emparejarlas xD ¿Qué opináis al respecto?



Pongo un primer plano para que veáis las dos caritas juntas. Son parecidas, pero no iguales.



PUNTOS POSITIVOS:

- Su pelo. Me parece precioso, tanto el color como la textura. Pensé que el tono sería parecido al de Sirena o al de Avea, pero no es el mismo en absoluto. Es un color que hay que ver en persona para apreciarlo realmente, igual que ocurre con Kiyomi (aún no la tengo, pero la he visto en tiendas). Me pregunto si es parecido al de Ghoulia Sweet Screams, pero no las he podido ver juntas para comparar. Lleva varios tonos de azul y morado, una auténtica pasada.

- Su maquillaje. Como ya he dicho arriba, me gusta muchísimo. 

- Sus accesorios. El collar y el accesorio del pelo están muy bien, y además trae bolso, carpeta (con una foto suya dentro) y móvil. Las plantas de los tobillos son un tanto aparatosas, pero aún así son bonitas. 

- Los dos vestidos. Tener varias posibilidades de estilismo en una muñeca que no sea de la colección I love Fashion no es muy habitual. No llega al nivel de Jane en esto, pero aún así está muy bien. 



PUNTOS NEGATIVOS:

- La muñeca no es para tanto después de las expectativas que generaron. Han sacado otras mucho más originales sin darles ni la mitad de bombo. 

- La pulsera de pinchos no pega en absoluto con el estilismo de la muñeca. No me importa mucho que reciclen accesorios, pero siempre que queden bien. 

- El sobrevestido es precioso, pero le da aspecto de embarazada.

- Se parece demasiado a Venus, podrían haber usado otro tono de verde un poco más diferente. 




Y para terminar, os enseño algo que estaba deseando hacer desde que vi las primeras fotos del vestido de Amanita.


Creo que este vestido le pega muchísimo a Honey, está increíble con él. Hay un detalle curioso, y es que aunque supuestamente tienen el mismo molde, las sandalias de Amanita se le salían mucho por detrás, le quedan grandes. A Amanita apenas le bailan. Tengo que experimentar con otras Monster, a ver si es cosa de Honey o de Amanita. 


Espero escribir más regularmente a partir de ahora, me da mucha pena tener tan abandonado el blog. También tengo en casa a Vandala y a Draculaura Sweet Screams (me la regalaron al comprar a Vandala), y espero conseguir pronto a Lorna y a alguna otra Haunted. 




LA FOTO DEL DÍA

Hoy son dos fotos, porque no era capaz de decidirme por una de ellas. Ambas son de Amanita, una de nevraforever y otra de Sam.


It wasn´t till I looked into the mirror de nevraforever

'He used to call me DN, than stood for Deadly Nightshade', de Sam

miércoles, 11 de febrero de 2015

Marisol



¡Mirad quién llegó ayer a casa!

Ya se sabía que las Monster Exchange estaban al caer en España, y por fin han llegado. Las han puesto carillas, así que de momento Lorna va a esperar... aunque conociéndome, no creo que pueda aguantar hasta que la bajen xD

Me gustan mucho las dos, pero tenía más ganas de tener a Marisol porque me parece más original (ya tenemos unos cuantos monstruos acuáticos). En cambio los pies de Marisol son realmente únicos, y su ropa me parece muy mona.

La combinación de colores de la ropa es un poco arriesgada (verde chillón, rosa, naranja y negro con detallitos en azul), pero creo que en un personaje como Marisol queda muy bien porque es amante de las estridencias. El vestido tiene escote palabra de honor y por eso resulta un poco simple, pero la chaqueta lo complementa muy bien y la falda es chulísima, así que se lo perdono.

Aunque sus pies me encantan, los zapatos no me apasionan. Quizá mejoren si les pinto algunos detallitos en naranja, a juego con la chaqueta y los adornos del pelo.

Su maquillaje me parece muy correcto, sigue la combinación de colores y es llamativo pero no en exceso. Tiene las cejas bastante más gruesas que otros personajes, y me parece que le pega mucho.


Voy a hacer como otras veces y a comentar qué me parece lo mejor y lo peor de ella.



PUNTOS POSITIVOS:

- Sus pies, son enormes y muy adecuados para una bigfoot.

- Su color de pelo, en fotos no se aprecia bien pero el tono de rosa es espectacular. Y eso que ando ya harta de Monster con el pelo rosa, hay muchísimas.

- Su color de piel. Entra en la categoría de "¿en qué demonios estaban pensando?", pero es un morado grisáceo muy chulo.

- Sus manos. También son enormes, me gustan mucho.

- El diseño de su ropa. Es un poco simple, pero muy colorida y bonita. Hubiera preferido que llevase un top y una falda y no un vestido, pero bueno, tampoco está mal.

- Su estatura. Me encanta que sea tan grande, aunque hay truco, como os enseñaré un poco más abajo.

- El pelo que tiene esculpido en las espinillas y los antebrazos. Me habría gustado más que fuese pelo de verdad, pero quizá habría quedado un poco raro.



PUNTOS NEGATIVOS:

- El sombrerito se le cae todo el rato en cuanto le quitas las bandas elásticas que lo sujetan. Otras diademas se aguantan mucho mejor.

- Venía muy despeinada, y el pelo no es de una calidad tan buena como el de las Freaky Fusion (hablo de las híbridas, que son las que tengo). Aún así, tampoco tiene mal pelo.

- Los zapatos son muy difíciles de poner y quitar, al quitárselos le fastidié la pedicura que le había hecho y he tenido que rehacerla. Últimamente los zapatos de las Monster eran mucho más blanditos y más fáciles de manipular, pero estos son un paso atrás.

- La faldita está sin rematar. ¿Tanto les cuesta rematar las cosas? En colecciones más simples lo puedo llegar a entender, pero una colección como esta debería tener mejores acabados.



Ahora os voy a enseñar algunas fotos con otras Monster, para que veáis la diferencia de estatura.



Aquí está con su prima Abbey, una Monster de tamaño estándar. Le he quitado el sombrero en estas fotos por dos motivos: para ver mejor la altura, y porque no paraba de caerse xD




Aquí la vemos con Twyla, una de las pequeñas. Impresiona la diferencia, ¿verdad? Twyla le llega al hombro, no esperaba que fuesen a llevarse tanto.



Y para terminar aquí está con Nefera, una Monster de las altas. Marisol es un trozo más alta, pero hay un truquillo.



Al verlas a las dos descalzas, apreciamos que la diferencia es menor. Las sandalias de Marisol tienen tantísima plataforma que le hacen ganar altura extra.



El torso es igual para las dos, y diría que los muslos y brazos también tienen la misma longitud. Las manos de Marisol son mucho más grandes, tienen una proporción con las de Nefera parecida a la que tienen las de Abbey con las de una Monster de tamaño estándar.



La mayor diferencia la vemos en las piernas de rodilla para abajo, principalmente en los pies. Creo que las pantorrillas de Marisol son un poco más anchas, supongo que para que no haya tanto contraste con los pies.



La diferencia en el tamaño de los pies es enorme, ya había visto fotos comparativas y aún así me ha sorprendido.



Y si los comparamos con los piececitos de Tywla, ya es alucinante xD




Después de tanta comparación, aquí tenemos a Marisol sin su chaqueta. Me gusta más con ella, pero quería enseñárosla así para que veáis el vestidito.



Y esto es todo lo que tengo que decir sobre esta chica por el momento, ¡espero poder presentaros pronto a Lorna!




LA FOTO DEL DÍA

Hoy os dejo una foto de Teahoshi de las dos nuevas chicas de la colección Monster Exchange (las que han salido por el momento, ¡pronto tendremos tres más!) con el playset Student Lounge.


Relaxing Before Class de Teahoshi


domingo, 8 de febrero de 2015

Mis compras de enero



Otro mes que me vuelvo a retrasar en publicar las compras... y en publicar en general, porque aunque hace ya unos días que volví a casa, no me había puesto con el blog. Necesito más constancia xD

El mes pasado volví a pasarme, así que había hecho el propósito de no comprar nada en febrero a no ser que salieran las Monster Exchange... que, por supuesto, han salido, pero aún no las tengo. Y también he comprado una peluca para uno de mis personajes, no tengo remedio. De todos modos, esperemos que la lista de febrero sea muy, muy pequeña.

Volvamos a enero. Aunque algunas de las cosas han sido regalos de Navidad, regalos sin más o las he conseguido muy baratas, son demasiadas (y estoy encantada con todas ellas, claro). Vayamos por partes.




Dexter Charming de Ever After High fue un regalo de Reyes. Lo encargué yo en amazon, pero con el dinero que me había dado una de mis tías para que me comprase lo que quisiera. Necesita un lavado de pelo para quitarle la laca que suelen llevar todos, pero por lo demás está perfecto. 




También le compré a una chica en facebook el bolso de Raven básica, porque he perdido el mío y me fastidiaba mucho no tenerlo (no me gusta especialmente, pero con las Ever soy muy maniática y quiero tenerlas completas). Me gustaría ponerle algo en la parte del espejo para que parezca un espejo de verdad, creo que probaré con papel de aluminio (simple, pero quizá quede bien).




Mi Raven está muy contenta, ha recuperado su bolsito y además ha venido su chico a casa, no puede pedir más.





También compré a través de facebook a la CAM del primer laboratorio de Monster High. Venía desnuda y con su propia peluca, pero ya está peinada y la lleva puesta mi personaje Icy, y por no quitársela no la he puesto en la foto. 

La ropa que lleva puesta la compré hace tiempo en etsy, las botas son de mimiwoo, los accesorios de otras Monster y la peluca de la CAM Werewolf & Dragon. Este es el look básico de Dolly Gänger, uno de mis personajes que será presentado muy pronto en el blog. Quizá cambie alguna cosa de la ropa porque tiene algo que no me termina de convencer, aún me lo estoy pensando.





Otro regalo de Navidad fueron estos tres pequeños. Son los Zelfs Lady B, Garny y Birchy, todos ellos en el tamaño mediano. Con ellos ya tengo cinco, tres de la wave 1 y dos de la wave 2. Cada vez me gustan más estos bichitos, pero me siguen pareciendo demasiado caros.





Esta es la mini lalaloopsy Peggy Seven Seas. Me encantan estas muñecas, pero me ocurre lo mismo que con los Zelfs, me parecen carísimas para lo pequeñas que son. Antes las compraba más alegremente, pero ahora me limito a coger sólo las que me gustan muchísimo, y no podía quedarme sin la pirata. No la compré los primeros días que salió y después no volví a verla, pero por suerte mi amigo Ismael la encontró un día en El Corte Inglés. 





Pedí este pack de películas en amazon junto con Dexter, aprovechando lo barato que estaba. Friday Night Frights es mi película preferida de Monster High por el momento, y no quería quedarme sin ella. La de Draculaura me gusta bastante menos, pero ya que viene en el pack no le voy a hacer ascos xD




Esto fue un intercambio que hice a través de facebook. Tenía una Operetta Dance Class que no conseguía vender ni a tiros, y llegué a un acuerdo para intercambiarla por este set de muebles. El perrito vino de regalo, y también una cestita de picnic que se me ha olvidado poner en la foto. 

A la mesa le falta una pata, pero se sostiene con tres. Trae dos sillas, un candelabro alto, una bandeja, una sopera, un tenedor grande de servir, una salsera, un plato, una botella, un candelabro de mesa y dos cosas que no entiendo muy bien: una corona y una especie de pavo dorado. 

Lo voy a repintar, aunque aún no sé muy bien cómo porque tengo varias ideas para los colores. Una posible combinación sería pintar las partes rosas de morado y las doradas de plateado. Otra sería las partes rosas de morado y las doradas de negro, y por último, las rosas de negro y las doradas de plateado. Hablo de los muebles, las cositas pequeñas y el candelabro irían en otros colores, pero eso me preocupa menos. Me gustaría escoger una combinación que sirva para las Monster y para las Ever.




Encontré a Count Fabulous a un buen precio, es una mascota que llevaba tiempo buscando. Me faltan algunas de las primeras Monster, pero unas me gustan más que otras y por ejemplo, no me importa no tener a Crescent, Wazzit o Perseus. Pero sí que me gustaría conseguir algún día a Hissette y a Rockseena. Gracias a la edición 13 Wishes conseguí a Neptuna (no me importa que sea de otro color que la básica), y mi Ghoulia es la básica, así que traía a Sir Hoots. El resto creo que las tengo todas.



Lala está muy feliz, por fin tiene ropa básica y su mascota. 




Empezamos con la ropa. Dolly ha hecho de modelo para las cositas de este mes, y para comenzar tenemos el vestido y las medias de Frankie Dawn of the Dance. Las botas también son nuevas, pero las enseñaré con más detalle un poco más abajo, así que de momento las dejamos.

Me gusta mucho este conjunto de Frankie, y ya que conseguirlo completo y a buen precio es casi imposible, me conformo con las dos prendas que más me gustan. Ha sido bastante barato (no recuerdo el precio exacto, pero diría que unos 3 euros). Creo que a Dolly le queda genial y va mucho con su estilo, pero no me parece bien ponerle como ropa básica algo que pertenece tan descaradamente a otra Monster xD. Ya veremos qué hago al final. 




Aquí lleva uno de los conjuntos baratos de eBay, merecen la pena porque están tirados de precio. Este lo compré por los pantalones (tengo muy pocos pantalones, y vaqueros menos aún), pero la parte de arriba me vendrá genial si algún día consigo hacer a Kaylee. 




De aquí lo que he comprado en enero ha sido el top y el vestido de zoecmf716. El vestido no se lo he puesto a Dolly, porque prefiero que se lo veáis a su legítima propietaria, Hexia (ya está lista, pero soy una vaga para hacerle la sesión de fotos de presentación, igual que a Dolly). 




Estas dos cosas han sido regalos. Las botas de Abbey Picture Day me las regaló mi amiga Sheila, y el bolso de Abbey I love Fashion me lo regaló mi amigo Hennry. Ahora las dos cosas le pertenecen a Icy, aunque como es muy buena chica compartirá las botas con Abbey.




Me encantan las botas de Robecca Dance Class, y cuando vi que mi amiga Helena las vendía a muy buen precio no lo dudé. Me gusta mucho la estética steampunk y las suelas de engranajes de estos botines me vuelven loca.




Y ya para terminar con este mes tan fructífero, estos son las botas y el bolso del fashion pack de Meygana de las Bratzillaz. Lo cierto es que creo que me precipité con esta compra, porque ahora estoy pensando en comprar el fashion pack completo... pero bueno, también lo compré barato a través de facebook xD

De aquí quería las botas, pero lo vendían en conjunto con el bolso, que tampoco está mal. Tengo que pintar las hebillas de plateado, para darles un poco de contraste, y quizá las tachuelas también.




¡Eso es todo! Espero enseñaros muchas menos cosas en febrero xD






LA FOTO DEL DÍA

Hoy no hay foto, sino otra cosa. Quiero darle las gracias a Iris por haber maquetado la bio de mi personaje Crystine, el otro día me lo envió al correo electrónico y me llevé una gran sorpresa al verlo. Aquí lo tenéis. 


Bio maquetada por Iris

sábado, 24 de enero de 2015

Diario de Crystine II



No quería dejar la última historia sin el punto de vista de Crystine, así que aquí lo tenéis. Por si os habéis perdido en este culebrón, aquí está el orden de lectura: Crystine I, Argile I, Argile II y Crystine II (esta entrada).

Gracias por animarme a escribir estas tonterías, yo me lo paso pipa y me alegra saber que hay gente a la que le gusta leerlo :)

Aprovecho para deciros que estoy pasando unos días fuera, no sé si podré actualizar hasta que vuelva a primeros de febrero. Y ahora ya os dejo con Crystine:



10 de marzo

Últimamente estoy muy ocupada, entre los ensayos con el grupo, los ensayos de la obra del instituto y las clases. No tengo mucho tiempo libre, y eso en cierto modo está bien, porque así no pienso demasiado, pero a pesar de todo pienso, y cada vez duele más esta situación. Siempre me había costado sonreír, eso no es nuevo, pero ahora me cuesta hasta respirar. Me muevo a cámara lenta en un mundo que va demasiado rápido, es como estar atrapada en mi propia mente. 

El ensayo de hoy ha sido especialmente duro. Ya somos cuatro chicas en el grupo, nos falta encontrar a alguien para la batería, pero somos optimistas. Las dos nuevas, Rita y Dolly, nos han venido muy bien. Dolly me pone un poco nerviosa a veces, pero es muy buena bajista y parece que G la controla bastante bien. Con Rita me entiendo mucho mejor. No habla mucho, cuando lo hace es porque tiene algo importante que decir, y es una chica muy inteligente y calmada. He pensado alguna vez en contarle lo que me ocurre, pero no me atrevo, la acabo de conocer y además forma parte del grupo y no quiero que esto traiga problemas. Quizá más adelante, si cogemos más de confianza.

Con G las cosas son complicadas. Me encantaría que me cayese mal, o poder odiarla, pero no puedo. Tiene mucho genio y a veces se altera por cosas que no tienen importancia, pero en fin, yo también lo hago. Sólo que yo me pongo triste o me echo a llorar, y ella se enfada y grita, pero no dejan de ser reacciones diferentes por causa de un mismo problema de actitud. Además ella es consciente de ello, y muchas veces nos ha pedido disculpas por gritarnos. Si la odiase, todo sería más sencillo. Pero, aunque no somos amigas íntimas, no le deseo ningún mal. Y sé que Argile es feliz con ella, por mucho que me duela. Ojalá fuese una mala zorra que le tratase mal, en ese caso podría intentar que la dejase... pero así no puedo. No sería justo para ninguno de ellos dos, y yo no soy esa clase de chica. 

Volvamos a lo que iba a contar, el ensayo de hoy. Cuando estábamos a la mitad, se han pasado por allí Argile y Deuce, y al acabar la canción con la que estábamos hemos hecho un descanso. Argile se acercó a G, después de saludarnos a las demás, y empezaron a besarse efusivamente allí mismo. Sé que es normal, y que tienen todo el derecho del mundo a hacerlo, pero cuando los veo juntos es como si me desgarraran desde el interior. Habitualmente son bastante moderados en público, por suerte, pero supongo que habían tenido una de sus discusiones y se estaban reconciliando.  Estuvimos charlando todos un rato antes de volver a tocar. Yo estaba justo frente a ellos, y era duro mirarlos porque G estaba sentada en el regazo de Argile, abrazándolo por el cuello mientras él le acariciaba las serpientes del pelo. Aparté la mirada, y me fijé en Deuce, que estaba a mi lado... y entonces se me ocurrió una idea. Recordé la expresión de tristeza que se le queda siempre a Rochelle cuando ve a Deuce con su novia, y las miradas de odio que le lanza a Cleo cuando cree que nadie la está mirando, y pensé que quizá con ella podría desahogarme. Está claro que no puedo continuar llevando este secreto yo sola o va a acabar estallándome en la cara en el momento menos oportuno, apenas he podido contener las lágrimas el resto del ensayo. Menos mal que cuando canto el resto del mundo casi desaparece. Casi. 


11 de marzo

Esta tarde he quedado con Rochelle para hablar. Creo que a ella le ha extrañado que quisiese quedar con ella a solas, pero le ha parecido bien y hemos ido a tomar un helado. Después de hablar sobre algunas cosas sin importancia del instituto, se lo he contado todo. Le he dicho que por nada del mundo quiero interponerme entre su hermano y G, pero que no puedo dejar de sentir lo que siento. Lo cierto es que ha sido un alivio enorme, como dejar salir algo enquistado y podrido de mi interior. Ella me ha escuchado con mucha atención, y me ha prometido que estará a mi lado, aunque no pueda hacer nada. También me ha prometido que no le contará nada a nadie, y mucho menos a su hermano. Y, tras un rato, me ha confesado que ella quiere a Deuce, y yo no le he dicho que ya lo sospechaba, he pensado que era mejor hacerme la sorprendida. También me ha pedido que no lo cuente. Lo saben tres de sus amigas (Venus, Robecca y Ophilia), y me ha dicho que no comprende cómo he podido estar todo este tiempo guardándomelo para mí sola.  Cuando le he confesado mi miedo a que Argile lo descubra, ella se ha echado a reír y me ha asegurado que puedo estar tranquila, que su hermano no se enteraría de nada ni aunque pusiese una pancarta que diga “te quiero” delante de su cara. Me gustaría creerla, pero nadie puede ser tan despistado.

Me siento mucho mejor después de haber hablado con Rochelle. No he solucionado nada, pero al menos sé que tengo a alguien a quien puedo llamar en esos momentos en que todo se derrumba, y eso es bueno. 


24 de marzo

¡Maldita sea! Hoy he tenido una visión de que iba a ocurrir algo malo, pero no he podido distinguir qué era. Tenía que haberle hecho caso a mi instinto y haberme quedado todo el día en la cama, pero no, he tenido que ignorarlo y estropearlo todo. ¿Cómo voy a arreglar esto?

Habíamos quedado en grupo para ir al cine y al Coffin Bean. Iban a venir los primos Gorgon (G, Ophilia y Deuce), Cleo, Ghoulia y Argile. Yo suponía que iba a ser un poco duro, por tener que ver juntos a Argile y G, pero mi plan era sentarme lo más alejada posible de ellos en el cine y disfrutar de la película con Ghoulia y Ophilia. Pero las cosas empezaron a torcerse... Ophilia me envió un mensaje diciendo que su prima Viperine había ido a ver a la familia por sorpresa, y que todos ellos tenían que suspender el plan. Me dio un poco de pena, sobre todo porque me apetecía pasar la tarde con ella, pero no eran malas noticias. G no vendría, y podría disfrutar de la compañía de Argile con la seguridad de tener por allí también a Ghoulia y Cleo. 

Sé que está mal, pero no pude evitar arreglarme más de lo habitual. Necesitaba sentirme guapa, para tener un poco más de seguridad en mí misma... o esa es la excusa que quise ponerme, ahora lo sé. Llegué puntual a donde habíamos quedado, y unos diez minutos después, cuando empezaba a ponerme nerviosa, llegó Argile con prisas y disculpándose por el retraso. Entonces me quedé helada... me dijo que Ghoulia se había puesto enferma y que Cleo tampoco podía ir. Estábamos los dos solos, como... como en una cita. Le propuse dejarlo para otro día, y él me miró sin comprender y me preguntó si no podíamos divertirnos los dos solos, que él pensaba que pasaríamos una buena tarde. Y, claro... no pude negarme. 

El rato del cine fue bastante intenso. Una cosa es hablar con él con más gente alrededor, pero nunca le había tenido tan cerca desde el día en que nos conocimos. Me di cuenta de que desde aquel día había evitado todo contacto físico con él, y ahora lo tenía a apenas unos centímetros de mí, en la oscuridad, podía hasta notar su olor. Me sentía como rodeada por un campo eléctrico, es difícil de explicar. A media película, noté que me tocaba la mano y me sobresalté tanto que reaccioné de forma exagerada, dando un respingo. Le sobresalté un poco a él también, y su mano me rozó un pecho un instante al apartarla, creo que no se dio cuenta. Pero yo sí, claro... quería que me tragase la tierra. Él me apretó el hombro y me pidió disculpas por haberme asustado, y yo sólo pude asentir, no tuve ni fuerzas para apartarme. Lo único que deseaba en ese momento era calmar aquella electricidad, pero conseguí permanecer quieta y mirando la pantalla. 

Después la cosa empeoró. Fuimos al Coffin Bean, y yo estaba más relajada porque ya había más espacio entre los dos, pero aún estaba preocupada. Aquello parecía una cita, y mi mayor deseo era que fuese una cita, pero no lo era. Llevábamos allí un rato, tomando algo, y entonces él me preguntó qué me ocurría. Yo me aterroricé, pensando que se me estaba notando, y le aseguré que sólo eran tonterías. Entonces él se puso serio y me dijo que no podíamos seguir así... contuve el aliento, esperando lo peor. Pero a lo que se refería era a que le dolía que no confiase en él para contarle mis problemas, que somos amigos y está ahí para lo que yo necesite. Que podía decirle cualquier cosa, que lo entendería. Y por un momento estuve a punto de contárselo. Me habría quitado un enorme peso de encima, eso está claro, pero menos mal que no lo hice, todo se habría estropeado. Cuando iba a abrir mi bocaza, él volvió a hablar... y aseguró que había notado que me gustaba alguien, y que si se lo contaba no diría nada y trataría de aconsejarme. En ese instante me enfadé mucho, de pronto. ¿Cómo podía ser tan estúpido? ¿Cómo podía haber sido tan perceptivo para darse cuenta de que quiero a alguien, pero no de que es a él? Le grité algo, no recuerdo qué, y me levanté para irme a casa antes de empeorar la escena. Él me agarró por la muñeca, con firmeza pero al mismo tiempo con suavidad, y al ver la expresión de su cara me sentí como si me vaciara. De nuevo me invadió esa sensación de electricidad, le miré a los ojos y él me sostuvo la mirada. Estuvo a punto de ocurrir, un sólo segundo más y le habría besado, y al diablo con las consecuencias. Pero entonces él me abrazó, y sentí tanto pánico ante su proximidad, ante lo que podría ocurrir si me quedaba allí, que le empujé y salí corriendo. 

Cuando dejé de llorar, aún por la calle, llamé a Rochelle. Necesitaba hablar con alguien de lo sucedido y ella me escuchó, me calmó y repitió unas 200 veces que su hermano es un connard y un crétin, signifique lo que signifique eso (preferí no preguntar). Estuvimos hablando un buen rato, me alegro mucho de poder contar con ella para esto. 

He tomado una decisión. Tengo que cortar con esto de raíz, y si eso significa que dejemos de ser amigos, pues tendré que aguantarme. No puedo seguir sufriendo así, voy a alejarme lo más posible de él y sólo le hablaré cuando no quede más remedio, por educación. Si dejo de verlo tanto, seguro que acabo olvidándome de él, ¿no es así como funciona esto?


6 de abril

El plan funcionó, al menos al principio. En realidad no dio resultado, porque seguía pensando en él a todas horas, pero me refiero a que fui capaz de cumplir con mi parte e ignorarle lo más posible. Hubo momentos en que fue difícil, pero conseguí mantenerme firme y no hablarle más de lo imprescindible. Me envió un par de mensajes durante la semana pasada, sin tratar el tema, supongo que para tantear el terreno... yo respondí porque soy educada, pero sin dar pie a continuar la conversación, y él no insistió. 

Pero ayer toda mi determinación y fuerza de voluntad se fueron a la merde, como él habría dicho. Tengo que reconocer que últimamente he descuidado un poco mis estudios, y hoy teníamos un examen de matemáticas que llevaba francamente mal. Rochelle se enteró y se ofreció a ayudarme a estudiar ayer por la tarde en su casa, me dijo que me explicaría un par de cosas que me servirían para aprobar o incluso sacar una nota decente. Yo se lo agradecí un montón, porque lo necesitaba, y me fui con ella después de clase.

Cuando llevábamos unos minutos estudiando, apareció Argile en la habitación de Rochelle. Estaba tan pálido como si estuviese hecho de yeso, y tenía muy mala cara. Me saludó de pasada con un movimiento de cabeza (eso me dolió, aunque sabía de sobra que era culpa mía), y le pidió a Rochelle si podía prepararle una infusión porque no se encontraba bien. Ella le dijo que claro, que fuese a acostarse, y mientras ella iba a la cocina yo me quedé allí sin saber muy bien qué hacer. Enseguida volvió Rochelle, y sin darme tiempo para protestar me puso la taza en las manos. “Anda, aprovecha y ve con él”, me dijo. “Lo estás deseando”.

Evidentemente, fui. Juro que mi intención era darle la taza y marcharme, pero sólo tuve que mirarlo para que me desarmara totalmente. Llevaba muchísimo tiempo evitando tocarle, pero en aquel momento mi instinto fue más fuerte que mi fuerza de voluntad. Dejé la infusión en la mesita de noche, me senté a su lado en la cama y le toqué la frente. Estaba ardiendo, pobrecito mío, así que le arropé y le acaricié un poco la cabeza. Él me preguntó si no tenía que irme a estudiar, pero mentí descaradamente y le aseguré que llevaba el examen bien preparado. Le dije que si prefería estar solo que me iría, y entonces él alargó la mano y cogió la mía. “Reste avec moi, s´il vous plaît”, me susurró. Yo no comprendí las palabras pero sí el significado, y no fui capaz de marcharme. 

Pasé toda la tarde allí, cuidándole y haciéndole mimos. La mayoría de los chicos son insoportables cuando están enfermos y no paran de quejarse, pero él es tranquilo hasta para esto. Era obvio que se encontraba muy mal y le dolía mucho la tripa, pero no se quejó en ningún momento, o eso creo, porque casi todo lo que dijo fue en francés. Hubo un par de veces en que tuve que decirle que no le entendía, y entonces se daba cuenta y me lo traducía, pero enseguida volvía a pasarse al francés. Al final se quedó dormido, sobre la hora de la cena, mientras le acariciaba el pelo. Y entonces hice algo que no estuvo bien pero la verdad es que no me arrepiento, por muy patético que fuese. Me aseguré de que estaba realmente dormido, le susurré en el oído que lo quería y le besé. Él se movió un poco, pero no llegó a abrir los ojos y siguió durmiendo. Yo suspiré, porque ya sabía que no había vuelta atrás. Acababa de tomar una nueva decisión: no voy a apartarme de él, no quiero hacerlo, y como voy a sufrir de todas formas prefiero sufrir teniéndolo como amigo que estando lejos de él.

Me di cuenta de lo tarde que era y supe que me caería una buena bronca en casa. Cogí una hoja de papel y le escribí rápidamente una nota, que decía: “Siento lo del otro día. Mejórate pronto”, y le dibujé una carita sonriente. Ese tipo de dibujos no va nada con mi estilo, pero sabía que a él le gustaría y quería dejarle claro que volvíamos a ser amigos. Me despedí de Rochelle y me fui corriendo a casa, y por supuesto me cayó la bronca, y un castigo para el fin de semana. Pero mereció la pena.

Esta mañana he tenido el examen de matemáticas, y ha sido un auténtico desastre, pero no me ha sorprendido. Ya tendré tiempo para arreglarlo en la recuperación, hay mucho tiempo hasta final de curso. Estuve toda la mañana debatiéndome entre si enviarle un mensaje o no hacerlo.¿Y si estaba enfadado por la escenita del Coffin Bean y por haberle ignorado toda la semana? Tenía todo el derecho del mundo a estarlo. Pero necesitaba saber cómo se encontraba, porque me había dejado preocupada, y al final me decidí a escribirle. Tardé bastante en saber qué decirle, al final el mensaje fue este:

“Hola, espero no despertarte. Q tal estás, guapo?”

Me arrepentí de haber añadido la última palabra, pero ya estaba enviado. Todo esto fue a la hora de la comida, y Spectra me estaba mirando con mucha curiosidad. Cuando sonó el pitido de respuesta, apenas un minuto después, yo di un bote y agarré el móvil cómo si me fuese la vida en ello, y ella me preguntó con quién me estaba escribiendo. Yo adoro a Spectra, pero por nada del mundo le contaría todo este lío, porque ese mismo día lo sabría medio instituto. Le dije que era mi madre, que estaba enfadada conmigo por haber llegado tarde el día anterior, y abrí el mensaje con el corazón en un puño.

“Tranquila, estaba despierto. Sigo hecho merde pero estoy mejor. Muchas gracias por haber cuidado de mí ayer”.

Sentí un alivio enorme al leerlo, estaba bien y no estaba enfadado. Cuando estaba releyéndolo, sonó otro pitido y me llegó un segundo mensaje.

“Eres la mejor, no sé qué haría sin ti. Bisous”.

Me invadió una sensación muy extraña, una mezcla entre alegría y una tristeza muy profunda. Alegría porque me dijese algo así, y tristeza porque no implicaba lo que yo querría que implicase, ni nunca lo haría. Spectra me vio la cara y empezó a interrogarme, y me la quité de encima contándole que me habían castigado sin salir el fin de semana. Al fin y al cabo, era cierto.

He pasado el resto del día desconectada de la realidad, como si todo a mi alrededor estuviese envuelto en algodón. He leído el mensaje unas trescientas veces.


10 de abril

Había pensado aprovechar el fin de semana de castigo para ponerme al día con las asignaturas que llevo retrasadas, y lo intenté, pero no conseguía concentrarme y acabé escribiendo poemas. También tengo tres canciones nuevas, al menos he sido productiva y le daré una alegría a las chicas del grupo. Se las envié a Rita por monstruomail y ha hecho algunos retoques, creo que han mejorado bastante y ya están listas para enseñárselas a las demás para que entre G y ella les pongan música. 

Creo que mi madre está un poco decepcionada conmigo. El otro día ha sido la única vez que he vuelto tarde a casa sin haberla avisado, y me ha acusado de que últimamente parece que tengo la cabeza en las nubes. Yo le he pedido disculpas y he prometido que no lo volveré a hacer, y ella me ha perdonado y me ha dicho que soy una buena chica. Me pareció que estuvo a punto de levantarme el castigo, pero yo no la presioné porque realmente me lo merecía, si haces algo mal tienes que aguantarte con las consecuencias. Me alivió ver que no seguía enfadada, siempre he tenido una relación muy buena con mi madre y lo último que quiero es estropearla.

El día de hoy no ha empezado muy bien. Nos han dado las notas del examen del otro día, y como ya suponía he suspendido. Es la nota más baja que he tenido en mi vida, y espero que mi madre no se entere, porque entonces sí que se enfadaría. El profesor me estuvo mirando de manera extraña durante toda la clase, pero no llegó a decirme nada... en aquel momento pensé que me había librado, qué tonta soy. 

Operetta estaba sentada a mi lado y pudo ver mi nota. Al salir de la clase, vino hasta mi taquilla y me dijo que no me preocupase, que sólo era un examen y que si quería me podía ayudar con la recuperación. Yo se lo estaba agradeciendo, y en ese momento apareció Argile. A pesar de haber estado malo hace poco estaba guapísimo, incluso más de lo normal. Se quedó charlando con nosotras un rato, me preguntó por mi examen y yo le aseguré que había ido bien. Operetta alzó una ceja al oírlo, pero no dijo nada. Cuando se despidió para marcharse a su próxima clase, Operetta le dedicó un guiño y una gran sonrisa, y yo me esforcé por no ponerme tensa cuando él me tocó el brazo antes de irse. “Por todos los demonios, ¡qué bueno está!”, exclamó Operetta cuando ya no podía oírla. “¿A ti no te pone ese acento de Scaris?”. Yo me quedé en blanco, sin saber qué responder, y al final dije algo como que no me había fijado mucho. Como para no fijarse... me encanta su voz, pero no me pareció buena idea admitirlo. Operetta suspiró. “Qué lástima que esté pillado, en serio... esa G es un tía con suerte". Yo sonreí con tristeza al escuchar el comentario. “Sí, tiene suerte... es un gran chico”, respondí. 

Acababa de despedirme de ella y me dirigía al ensayo de la obra, cuando escuché que me llamaban por megafonía al despacho de la Directora Bloodgood. Mierda. Hubiera preferido que la bronca viniese del profesor de matemáticas. 

Llegué y ella me indicó que me sentara. Esperaba que estuviese enfadada, por eso me desconcertó que sonriera. Lo primero que hizo fue preguntarme si todo iba bien, si me ocurría algo. Debió de ver mi expresión de no entender nada, porque entonces se explicó. “Los profesores han notado que ha bajado tu rendimiento en las últimas semanas. Siempre has sido una alumna excelente, y de pronto has bajado las notas, hasta el punto de suspender tu último examen. Todo me indica que tienes algún problema y eso se refleja en tus estudios, ¿es así? Puedes contármelo, no voy a castigarte ni a entrometerme. ¿Va todo bien en casa?”. La situación era absurda... no podía decirle a la Directora que estaba estudiando menos porque me gustaba un chico, a aquello no podía llamársele problema. Sonaba demasiado ridículo. Le prometí que las cosas en casa iban perfectamente, que sólo eran tonterías que me estaban distrayendo un poco. Ella no pareció creerse la segunda parte, porque siguió insistiendo. “No voy a hablar con tu madre porque confío en ti y creo que este aviso será suficiente para que vuelvas a esforzarte. Pero si la situación empeora, me veré obligada a llamarla”. Mientras me dijo eso estaba seria, pero después sonrió y me miró a los ojos. “Crystine, existen dos tipos de problemas en este mundo; los que puedes arreglar, y los que no tienen solución. Si tu problema es uno de los primeros, tienes que encontrar el modo de solucionarlo. Y si es de los segundos, lo único que puedes hacer es aprender a vivir con ello, aunque no sea fácil, y no dejar que afecte al resto de las cosas. No te sientas mal por pedir ayuda, me tienes a tu disposición, o si lo prefieres, tienes amigos que estarán encantados de permanecer a tu lado”.

La conversación se alargó un poco más, pero creo que básicamente eso fue lo más importante. Estoy metida en un lío, tengo que ponerme al día antes de los próximos exámenes o la Directora hablará con mi madre, y mi madre se va a decepcionar de verdad si eso ocurre. Lo de no ser muy alegres viene de familia, y no quiero darle un disgusto. Creo que voy a pedirle a Ghoulia que me dé clases particulares unos días, espero que tenga tiempo y no le importe. Voy a centrarme en los estudios, y aunque no voy a dejar de lado el grupo ni la obra, si mantengo la cabeza despejada podré con todo.

En cuanto al problema, lo que me ha dicho la Directora Bloodgood me ha hecho reflexionar. No tengo nada claro de qué tipo es el mío... tiene solución, pero no depende de mí... bueno, podría depender, pero no quiero. Si sabotease la relación de Argile y G me sentiría tan culpable que no podría soportarlo. Así que mi única opción es aprender a vivir con ello. Maldita sea, ¿por qué tiene que ser tan genial?


domingo, 18 de enero de 2015

Diario de Argile II




Lo sé, lo sé... hay mil diarios esperando que no he escrito aún. Ayer empecé el de Icy, pero sin saber cómo acabé dejándolo y escribiendo la segunda parte del de Argile... si es que no puedo negar que es mi ojito derecho, este muchacho xD

Para entenderlo del todo es conveniente haber leído la primera parte del diario, y también el de Crystine Gloom.



Mercredi, 22 mars

Todo sigue yendo bien, escribo principalmente para no perder la costumbre, porque llevo más o menos un mes sin tocar el diario y después Catrine me echará la bronca por no escribir.

Hoy me he cruzado con un tipo en el pasillo (bueno, más bien él ha tropezado conmigo, y el pobre ha salido peor parado... soy literalmente inamovible) y hemos hablado un poco, mientras le ayudaba a levantarse y buscábamos un pañuelo para que se limpiara la sangre que le salía de la nariz. Le he pedido disculpas unas mil veces, pero no tengo la culpa de ser tan duro (literalmente, de nuevo) y era él quien no miraba por dónde iba. Por suerte se ha tomado el asunto a risa, se ha disculpado él también por ser tan torpe y nos hemos presentado. Se llama Neighthan y es un tío simpático, también lleva poco tiempo por el instituto. Me ha llamado la atención su pelo, lo tiene muy largo, y me ha hecho sentir nostalgia del mío. A veces me arrepiento de habérmelo cortado, sobre todo cuando veo a gente como Neighthan, pero en el fondo estoy contento, porque llevarlo corto es muchísimo más cómodo. Hace un par de meses le enseñé a G una foto de cuando vivía en Scaris y alucinó, me dijo que ojalá me hubiera conocido así. En cambio, Rochelle me dice que estoy mucho mejor ahora... cada monstruita es un mundo, supongo. De todos modos, me llevaría años tenerlo tan largo otra vez, y me da mucha pereza cuidármelo, así que lo seguiré llevando corto una buena temporada. 

Cambiando de tema, G ha encontrado otras dos monstruitas para el grupo. Aún les falta alguien para la batería y elegir un nombre, pero bueno, ya han avanzado bastante. Crystine sigue siendo la cantante, G toca la guitarra, y las dos chicas nuevas tocan el bajo y el violín. La bajista se llama Dolly y es algo... exaltada, por decirlo de algún modo, pero me cae bien. Rita, la del violín, es todo lo contrario, muy seria y tranquila. Sólo la he visto dos veces, pero creo que nos vamos a llevar muy bien. Está bien que alguien lleve un poco de calma al grupo, porque G y Dolly son muy explosivas, y la pobre Crystine se lo toma todo como un drama. Rita también compone, así que ayudará a G con la música y a Crystine con las letras, es un buen fichaje. Sin la batería queda todo un poco cojo, pero aún así suena bien. A ver si encuentran a alguien pronto.




Vendredi, 24 mars

Hoy habíamos quedado unos cuantos para ir al cine y tomar algo en el Coffin Bean, pero a la mayoría les han surgido cosas en el último momento. A G, Deuce y Ophilia les han liado con una reunión familiar (Viperine, la hermana de G, ha venido de visita por sorpresa), Ghoulia se ha resfriado y Cleo ha preferido ir a hacerse la manicura, así que al final sólo quedábamos Crystine y yo. Pasé un momento después de clase por casa de G para conocer a su hermana (que, por cierto, es muy simpática) y después fui al antro comercial. Crystine estaba allí esperando, porque llegué un poquito tarde, y se sorprendió cuando le dije que Ghoulia y Cleo tampoco iban a ir, ella sólo sabía lo de los Gorgon. Me preguntó si prefería dejarlo para otro día, pero yo no veía por qué... Crystine y yo nos llevamos genial, no necesitamos más gente para divertirnos.

La película estuvo bien, aunque noté a Crystine un poco tensa, estaba muy tiesa en el asiento. Supongo que no le gustan mucho las películas de terror, porque hubo un momento en que le fui a ofrecer palomitas y le toqué la mano, y ella dio un respingo enorme, la pobre. Vaya susto le di. Creo que la próxima vez será mejor ir a ver algo más tranquilo. 

Después, en el Coffin Bean, me pareció que seguía estando un poco rara. Le pregunté si todo iba bien y ella me dijo que sí, que sólo eran tonterías suyas. Yo suspiré, porque me preocupa un poco que siempre esté tan triste, y que no confié en mí para contarme sus problemas... es curioso, el día que nos conocimos me contó toda aquella historia de Cleo y la obra de teatro, pero ahora que somos amigos nunca me cuenta nada. Decidí intentarlo, y le dije que podía contar conmigo para lo que sea, que aunque sea un chico también puedo escuchar sus problemas, y que la aprecio mucho y no me gusta verla triste. Ella dudó, y cuando parecía decidida a decir algo, creo que metí la pata. Para animarla a hablar, le dije que había notado que le gustaba alguien, y que podía contármelo si quería, que yo no le diría nada al chico en cuestión y quizá pudiera darle algún consejo a ella. En serio, no sé qué es lo que hice mal, cada vez entiendo menos a las monstruitas. Su cara cambió totalmente, me dijo que aquello no era asunto mío y que quería irse a casa. Se levantó para marcharse, y yo la sujeté por la muñeca y le pedí que esperase, que lo sentía si había dicho algo inadecuado. Ella me miró a los ojos un momento, y me pareció que se calmaba, así que la atraje hacia mí para darle un abrazo... y entonces ella me empujó (o lo intentó, vaya... ya dije antes que soy inamovible), se apartó de mí y se fue llorando gritándome que no la siguiera. Todo el mundo en el Coffin Bean me miró con expresión acusadora, pensando que soy un capullo maltratador de monstruitas. Yo no quería decir nada malo...

Acabo de llegar a casa, totalmente desconcertado y decidido a hablarlo con Rochelle, pero ella está hablando por teléfono, al parecer consolando a alguien, y cuando he entrado me ha lanzado una mirada asesina y ha cerrado la puerta de su habitación de un portazo. Supongo que no es un buen momento para hablar con ella, así que he cogido a Rocky, lo he subido a mi regazo y me he puesto a escribir aquí. Espero que a Crystine no le dure mucho el enfado, realmente la quiero un montón. 



Dimanche, 2 avril

Ayer Clawd me invitó a una noche de chicos en su casa. Me estoy dando cuenta de que dicho así suena un poco gay... con noche de chicos me refiero a quedar varios chicos solos, sin monstruitas, para jugar a videojuegos y esas cosas. Bueno, en realidad no sé si había algún otro plan, pero estuvimos toda la noche con la DieStation, un par de juegos de mesa, charlando y comiendo. Éramos unos cuantos: Clawd, Deuce, Gil, Heath, Slo Mo, Jackson (Holt también se pasó por allí un rato) y yo. Creo que sus chicas aprovecharon para hacer fiesta de pijamas, con Frankie, Clawdeen y algunas amigas más, y la mía había quedado para ensayar con el grupo y después ir a dormir a casa de Dolly. 

Después de un par de partidas, llegó un momento en que empezamos a hablar de las chicas. En aquel momento era Holt el que estaba con nosotros, y como era el único soltero, andaba un poco perdido en la conversación. Pero eso no le impidió hacer algún comentario fuera de tono sobre lo que haría con nuestras novias, hasta que a Mo se le ocurrió quitarle los auriculares antes de que Clawd le pegase un puñetazo. Enseguida tuvimos por allí a Jackson, que aunque también está soltero, es mucho más educado. 

Resulta que no soy el único que no entiende a las monstruitas. Deuce, Clawd y Gil tienen también problemas con ellas de vez en cuando, por diferentes motivos (en el caso de Gil es por temas familiares, principalmente). Heath lleva demasiado poco tiempo con Abbey para que hayan empezado a tenerlos, y además Abbey es muy guay y no hace mucho caso a las cosas típicas de chicas, lo que facilita mucho el trato con ella. Yo también les hablé de mis discusiones con G, si yo tuviese más carácter estaríamos todo el día gritándonos. Pero por lo general ella grita y yo espero pacientemente a que termine, es mucho más cómodo. La excepción era Slo Mo, nos dijo que él apenas discute con Ghoulia, y cuando lo hacen es de forma civilizada, sin gritos, simplemente hablando las cosas. La verdad es que Ghoulia también es una tía muy guay. Todos estuvimos de acuerdo en que quien salía perdiendo era Deuce, porque Cleo es muy difícil de tratar a veces, pero él dijo que merece la pena estar con ella. No sé... Cleo está muy buena, es cierto, pero no sé si yo aguantaría que me trataran así. G tiene mucho genio y se enfada por tonterías muchas veces, pero luego siempre me pide disculpas, y no se cree superior a nadie. Y también está muy buena.

Aproveché para contarles lo que había ocurrido con Crystine, sin dar demasiados detalles, para proteger su intimidad. No les dije que yo creía que le gustaba alguien, por ejemplo. Hace ya más de una semana que se enfadó conmigo, pero apenas me ha hablado en el instituto desde entonces, y ha contestado a mis mensajes de forma bastante seca. Los chicos me dijeron que cuando una monstruita se enfada por algo que no hemos entendido, hay dos opciones: intentar adivinarlo, o preguntarle directamente cuando se haya calmado. Preguntarle tiene sus riesgos, sobre todo si es una chica con carácter como Cleo o G, porque ellas dan por hecho que lo tenemos que adivinar. Pero la mayor parte de las veces es imposible adivinarlo por nosotros mismos. Gil aportó una tercera opción, que es preguntarle a alguna amiga suya con la que nos llevemos bien. Me pareció bastante inteligente, pero no quiero liar más las cosas. No tengo apenas trato con su amiga Spectra, y no sé si hablar con Rochelle de esto sería buena idea. Así que he decidido hablar directamente con Crystine cuando tenga una oportunidad. Ella es bastante comprensiva y creo que podremos tener una conversación civilizada, aunque esté enfadada conmigo. Sólo quiero saber qué es lo que he hecho para ofenderla así, y pedirle disculpas. Los chicos me dijeron que no me preocupase, que es bastante habitual que las monstruitas se enfaden de pronto por cosas que no entendemos o que nos parecen absurdas, pero que por lo general se les acaba pasando. 



Jeudi, 6 avril

Llevo un par de días con una infección de moho, que es el equivalente a una gastroenteritis de las chungas para un normi. Es un auténtico coñazo. Tenía que haber escuchado a ma mère, siempre me dice que tenga cuidado con el moho, y yo nunca le hago caso y el otro día me acerqué demasiado a un muro viejo y mohoso. Al final resulta que las madres siempre tienen razón, a ver si hay suerte y no se lo paso a Rochelle.

Comenzó ayer, después de clase. Estaba ya en casa, haciendo los deberes de ciencia loca, y me empezó a doler bastante el estómago. Al principio no le hice mucho caso, pero al rato tuve que salir corriendo al baño y bueno, no voy a ser muy gráfico, pero digamos que lo que había comido salió en dos direcciones diferentes. Me encontraba cada vez peor y pensé que sería mejor tumbarme. Rochelle estaba en su habitación, estudiando con Crystine para un examen, y le pregunté si le importaría prepararme una infusión mientras yo me iba a la cama. No había tenido ocasión de hablar con Crystine de lo del otro día, pero desde luego aquel no era el mejor momento, así que simplemente la saludé y me fui a mi habitación.

Al rato me llevaron la infusión, pero no Rochelle, sino Crystine. Me pareció un poco raro, pero tampoco me detuve a pensarlo demasiado porque me encontraba fatal. Se sentó a mi lado, me puso la mano en la frente, suspiró y me arropó con las mantas. Quizá debería haberle preguntado por qué estaba enfadada, pero no tenía ganas de hablar de nada serio (ni de nada, en realidad) y me quedé callado. Pero a ella no pareció molestarle y me preguntó si necesitaba algo más. Yo negué con la cabeza y le dije que podía volver con Rochelle a estudiar, y ella contestó que llevaba bien preparado el examen y que no hacía falta. Se quedó allí toda la tarde haciéndome compañía, obligándome a beber líquidos (la mayoría no aguantó mucho dentro, pero bueno, es lo que tienen estas cosas) y dándome también el jarabe antifúngico que había comprado Rochelle en la farmacia. Ahora me encuentro mejor y me sorprende que se preocupase tanto, pero en ese momento tenía fiebre y no pensaba con claridad. Creo que simplemente me pareció agradable tenerla al lado y no me molesté en extrañarme. Fue muy dulce y cariñosa conmigo, el último recuerdo que tengo antes de quedarme dormido es que me estaba acariciando el pelo. 

Cuando me he despertado esta mañana, tenía una botella de zumo y dos notas en la mesita de noche. Una era de Rochelle, me decía que no me había despertado para ir a clase y que si aún no me sentía bien que me quedase en la cama. También ponía que me había dejado sopa preparada en la nevera, y que la llamase si necesitaba algo. La otra nota era de Crystine, y era mucho más breve. Decía: “Siento lo del otro día. Mejórate pronto”, y tenía dibujada una carita sonriente. Valoré mucho el esfuerzo que le habría costado a Crystine dibujar algo tan positivo, y me alegré de que las cosas ya estén bien entre nosotros, aunque sigo sin entender nada. Historias de monstruitas, supongo.

Me encontraba un poco mejor, pero no lo bastante para salir de la cama. Estuve viendo la tele de mi habitación, y recibí tres mensajes durante la mañana preguntándome cómo estaba: uno de Rochelle, uno de Crystine y uno de G. A Rochelle le dije que estaba mejor y que no se preocupara, a Crystine más o menos lo mismo, pero además le di las gracias por cuidar de mí ayer, y lo de G fue un poco más complicado. Este fue el mensaje:

"Xq no me dijiste ayer q estabas malo?"

Me pareció que estaba enfadada por no haberla avisado. Lo cierto es que ni se me había pasado por la cabeza avisarla, pero decírselo sólo empeoraría las cosas. Así que decidí calmar el temporal.

"No quería preocuparte por una tontería así"

"Tenias q habermelo dicho, preferia haberme enterado x ti y no x tu hermana esta mañana. habria ido a cuidarte"

Tampoco me pareció adecuado decirle que no había hecho falta, que ya había tenido compañía, así que seguí con la misma táctica.

"Lo siento, tenía que haberte avisado. Te eché de menos"

Y parece que dio resultado... temporal evitado, por el momento.

"No pasa nada. como estas, cariño?"

"Mejor que ayer. Gracias por preocuparte :)"

"Pasare a verte despues de clase. cuidate, te quiero"

"Je t´aime"


Llegó después de las clases, con Rochelle. Yo me temía que siguiese un poco mosqueada, pero si lo estaba no me lo demostró. Estuvimos en mi habitación viendo un par de capítulos de una serie y charlando, cuando G está de buenas es la mejor novia del mundo. A media tarde me subió otra vez la fiebre, un momento antes estaba casi bien y al siguiente me dolía un montón la tripa, la cabeza y tenía frío. No me quejé ni dije nada, pero G me lo debió de notar en la cara, porque me miró con preocupación y me preguntó si estaba bien. Yo le dije que no, y entonces ella se metió en la cama conmigo y me abrazó. Ma chérie no es precisamente la ternura y suavidad personificadas, por eso me sorprendió tanto verla tan cariñosa. En cualquier otro momento yo habría tomado un papel bastante más activo, pero como estaba fatal simplemente me acurruqué contra ella y apoyé la cabeza en su pecho. Ella me siguió abrazando y me acarició el pelo y la barriga, diciéndome cosas que jamás pensé que fuese capaz de decir. Supongo que no es tan dura, después de todo. Al cabo de un rato me quedé dormido, y cuando me desperté después de un par de horas ya me encontraba mucho mejor. G seguía allí, con la misma actitud cariñosa, y mi cuerpo ya respondió de la manera habitual al tenerla tan cerca. Tampoco voy a dar detalles de esto, claro. 

Ma chérie se tuvo que ir a cenar a su casa, y me prometió que volvería mañana. Rochelle vino a mi habitación y estuvo viendo una peli de Deadfast conmigo, a pesar de que no le gustan nada las pelis de superhéroes. Ahora ya se ha ido a dormir, pero yo no tengo mucho sueño porque me he pasado durmiendo casi toda la mañana y parte de la tarde, así que he aprovechado para escribir un poco. Mañana tampoco iré a clase, pero creo que para el lunes ya estaré perfectamente. 

He estado pensando, y la verdad es que soy un tío con suerte. Tengo una novia, una hermana y una amiga que se preocupan por mí y me tratan genial, aunque estoy pasando unos días de merde ellas han hecho que sea mucho más llevadero.